Ciudadano Can / El deshielo Final

Camino a casa de Quintín (Última parada antes de consignar a la acusada), Liebermann rompe su silencio iniciando un largo rodeo antes de mostrar el verdadero motivo de su presencia ahí.

-Muy buen trabajo, inspectora Vicencio. Dirigió la investigación con eficiencia y resultados periciales. El Alto Mando, por mi mediación, le envía una felicitación por tan notable desempeño de su labor.

-¿Entonces por qué la secretaria de Seguridad Interior no se lo dijo por la radio personalmente? –dice Farías. Seguir leyendo “Ciudadano Can / El deshielo Final”

Ciudadano Can / El deshielo S3E5

Obscurece el verano a la hora más intensa del calor desprendido por el excesivo cemento de esta ciudad-dormitorio. En particular, detrás de las rejas del portón principal, el tenue vaho del estacionamiento recién lavado. Me animo a desabrocharme otro botón y a sacudir mi blusa gris de inspectora, razonando de nueva cuenta las piezas de Farías a la espera de la señal de Liebermann. ¡Qué tipos tan diferentes y tan metidos en esto!

En efecto, los perros y los comederos de hace unas horas ya no están; la anfitriona tampoco; se oyen ladridos intermitentes, lejanos pero no tanto; casi no pasan autos o personas o por ratos vienen en grupos desde Villahermosa; y salvo por el operativo, no hay presencia policiaca, ni siquiera una caseta abandonada. El sitio perfecto para planificar un homicidio.

“Atentos! Se aproxima vehículo”, indica Liebermann por radio. Seguir leyendo “Ciudadano Can / El deshielo S3E5”

Ciudadano Can / El deshielo S3E4

-¡Detective Vicencio! Se está ganando a pulso una suspensión de 4 meses.

-Señor, yo…

-¿Cómo espera que le brinde información así? ¡Usted es mi subordinada, comprenda eso! El amnistiado no puede dirigirla como si usted fuese una novata.

-Director Liebermann, escuche, por favor…

-¡Más le vale confirmar nuestra averiguación previa antes del fin de semana o en vez de salir de vacaciones, las tomará definitivamente!

Llena a un tiempo de coraje y de apuro, contemplo a Farías prender su enésimo cigarro, recargado en el barandal que rodea la entrada de la mansión Mansur, los primeros en la lista de activistas, increíblemente para él. Seguir leyendo “Ciudadano Can / El deshielo S3E4”

Ciudadano Can / El deshielo S3E3

A través del retrovisor, Farías y yo intercambiamos miradas que reemplazan nuestros comentarios por las respuestas de Bárbara Mena a mi interrogatorio, de camino a las instalaciones de José al Rescate, A.C.:

“Para muchos, él representaba la intención de la sociedad por organizarse y mejorar su comunidad, sea en tema de animales o en cualquier otro. Y eso ‘otro’ representaba para mí el principal riesgo. Chema me tranquilizaba diciéndome que su padre jamás permitiría que le sucediera algo malo… (Solloza y contempla la carretera en el parabrisas de la patrulla) Al menos no tan malo como… (Deja escurrir algunas lágrimas) Como su asesinato…”.

“¿Notó algún peligro que el señor Esqueda hubiera pasado por alto o que hubiera ignorado tras comentárselo usted?”, hablo al fin 300 metros más adelante.

Luego tragarse otras lágrimas, fruncir el ceño y apoyar su boca en su puño, hace muecas de incredulidad, alza los hombros y casi susurra: “Pues, la verdad, era consciente que su causa reflejaba también las condiciones del pueblo, muy necesitado de rescate y de un líder”, muecas de extrañeza, “y siendo muy sincera, inspectora Vicencio, francamente no lo creo, no de ustedes”, se suena la nariz para no oírse tan mormada. “¿Qué cosa?”. Seguir leyendo “Ciudadano Can / El deshielo S3E3”

Ciudadano Can / El deshielo S3E2

La radio interrumpe los boleros rancheros que amenizan a Farías mientras cocina su omelette: Un boletín de última hora reproduce las declaraciones de Bárbara Mena viuda de Esqueda “…cuestionando los procedimientos de ciertos elementos de la Gendarmería, que aún no aplican las nuevas disposiciones de la Ley de Amnistía pese a que la gran mayoría del personal actúa con profesionalismo, eficacia y patriótico sacrificio…”. El locutor revela algunos datos y se despide subrayando los sabrosas que son las tortillas preparadas con harina de maíz del monopolio estatal.

Poco antes de derramar la mezcla sobre el aceite, Farías bosteza sin escuchar nada textual, aunque se trata de la nuera del senador por la provincia cuya capital es Villahermosa, la ciudad donde crepitan unos huevos batidos, 3 de los 6 que entrega su cartilla de ración quincenal. Cavila: “Eso disipa el temor que algo pueda ocurrirle por su denuncia, pero entonces por qué…”. El teléfono timbra 4 veces antes que el amnistiado lo descuelgue.

“Tardaste mucho en contestar, Farías”. Seguir leyendo “Ciudadano Can / El deshielo S3E2”