Plataforma Cero: otro tezcatl

Mi primera colaboración en PlataformaCer0:

Plataforma Cero

Esta semana iniciamos con las intervenciones de nuestro editor Alejandro Rabelo García, que a través de sus columnas nos orienta acerca de la importancia de la escritura como herramienta de resistencia para las corporalidades migrantes. Desde aquí abrimos la ventana a un universo de maravillosas posibilidades. ¡Disfruten de la lectura!

Por Alejandro Rabelo García

Julián García Pola, mi bisabuelo materno, nació en la década de 1870, en Murcia, España. Dado que su único hijo -mi abuelo- nació en 1924 en Villahermosa, México, no perteneció a la generación del Exilio español, término con el que conocemos a quienes huyeron de la península ibérica, como muy tarde, a partir del golpe de Estado de Franco en julio de 1936. Jamás se asumió como exiliado, ni siquiera como migrante: Era un español con esposa indígena y progenie mexicana.

La huella del Exilio español recorre México y el larguísimo siglo XX de…

Ver la entrada original 1.542 palabras más

4 comentarios en “Plataforma Cero: otro tezcatl

  1. Leído todo el análisis, que incluye elementos históricos y situación actual. Desde mi experiencia, como licenciada en ciencias sociales e indagadora de la historia, las migraciones o exilios no son un fenómeno moderno. Antes se hacían las guerras para obtener esclavos, que en alguna parte leí sobre las reinas de Nubia y lo que hacían a los hombres para venderlos como Eunucos a Egipto, Roma y otros reinos florecientes. La esclavitud como forma de explotación dejo de ser rentable, apareció el servilismo en el feudalismo (leámos Almas Muertas de Gogol y encontraremos practicas muy similares en la política actual), pero reyes y monarquías vergonzantes, viciosas, llenas de pereza, dieron paso a una burguesía beligerante y con ella el capitalismo, la forma más sofisticada de esclavitud que hoy se conoce. Desde que tengo conciencia, los países desarrollados crean las crisis ante la demanda de mano de obra que no pueden suplir, debido a que la longevidad ha dado paso a un deficit de fuerza de trabajo joven. Antes de cada oleada migratoria hacen estudios sobre los famosos bonos de juventud…(?), las mal jodidas políticas de juventud no son más que una trampa para estimular la migración y tener durante años fuerza de trabajo que se conforma con ganar una migaja, ya que el país de origen no da ni la migaja. El exilio promueve la migración, es como una especie de inyecciòn que indica a la colmena el horizonte donde se encuentra el alimento. La humanidad ha desarrollado una inteligencia de colmena, en los países pobres. En los países desarrollados tienen el comportamiento de manada… Un poco de etología nos da pistas sobre el comportamiento de estos fenónemos… El homo sapiens visto desde lo alto del cielo, parece una sompopera gigante. Gracias por una buena lectura, en buena hora.

    Le gusta a 2 personas

    1. Gracias siempre por leer y comentar, Luna: Nada me agrada más que tus juicios sobre mis textos y las aportaciones invaluables de tus conocimientos. Es interesante el enfoque etológico para aplicarlo en la sociología de las migraciones, aunque no rehusaría llegar, por ese camino, hasta el darwinismo social. Tampoco valoraría como virtud el que, precisamente por faltas de control natal derechistas, estemos expulsando infancias y juventudes productivas, creativas. El país no sólo no da la migaja: Tampoco ayuda a que se consigan dentro. Mi aproximación trató de ser, a un tiempo, lingüística -¿Por qué le decimos así a tal o cual noción?- y literaria, en el sentido de emplear los recursos de la ficción y el periodismo para plantearme, no las causas de la migración (El rango es amplio y va de lo trágico a lo lúdico, no cual no quiere decir que no me importen), sino cómo percibimos el fenómeno. A veces creo que se le juzga sin detenerse a pensar en las personas, las únicas que lo sufren en las condiciones que sea. Miro, por ejemplo, en mi ciudad el encono que suscitan las políticas de Washington a mis paisanos en la frontera norte y las del gobierno de mi país -otorgan visas humanitarias- a quienes arriban desde Centroamérica y el Caribe. «A Dios rogando y con el mazo dando», dicen en mi pueblo. Creo que a derechas y a izquierdas, la migración no es ni analizada ni comprendida y menos desde quiénes la viven, sea que crucen un río caudaloso o que aterricen en el aeropuerto. Abrazo, Luna

      Le gusta a 2 personas

      1. Comprendí la parte literaria del tema, así como la ficción, si puedo encontrar algo de Muro de alambre, lo comparto por correo. Ahora, en cuanto a las visas, mis paisanos han muerto en cantidades que no imaginas en el Río Bravo, has suspendido visas humanitarias para mi país. Florida está lleno de nicas, cubanos y venezolanos, igual California. Sin embargo, tus paisanos deben llegar hasta el norte donde las cuotas para legalizar a mexicanos son más altas, son santuarios, encontré que los negocios de mexicanos y guatemaltecos florecen en toda Virginia. Nicas empiezan a llegar. Pero quería enfatizar, que es una forma de esclavitud, parece ficción: Durante inicios de COVID en Virginia-Maryland los que más sufrieron fueron mexicanos, los lanzaron sin pastillas al contagio de rebaño, caían como pollos en la industria de aves, así unos se salvaban y otros morían en sus casas. De esa realidad nadie habla en USA, porque no salió en los medios de comunicación, la gente tenía tanto miedo que no sabe nada de su entorno y menos les preocupamos nosotros. China fue lo publico para asustar a la hormigas, que como locas corrían a esconderse, en USA los que podían se encerraron y trabajaban desde casa. Pero miles de millones de migrantes sufrieron en todas partes. La orden fue el contagio masivo.

        Mi hermano menor QEPD, escribió una carta a su hija, cuando esperaba el tren del infierno en tu país. Es lo más cerca que estuve de saber lo que siente un migrante solitario, con diabetes terminal, buscando como dejar algo a su hija… Alcanzó a dejarle el sueño de abandonar este corral que habitamos, ella está muy bien por Inglaterra, encontró el sentido de su vida, es al final lo que buscamos. Abrazo para Alejandro.

        Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.