Gobierno Abierto: La repulsa y la burla

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lamento mucho confirmarles que al gobierno y a las instituciones que l@s ciudadan@s pagamos -en algunos casos con salarios muy elevados- y, en su caso, aupamos al poder con el voto, nuestra voz, nuestros pensamientos y expresiones, les valemos 3 hectáreas de chorizo.

(Si consideran que la frase anterior no fue lo suficientemente elegante, les recuerdo que es mucho más vulgar no reaccionar ante la clara repulsa que un Estado manifiesta contra su población).

No es nada nuevo, por supuesto: El INAI acaba de exigirle a Peña Nieto y su gobierno revelar todo el expediente del Caso Pegasus con el fin de brindarle la necesaria credibilidad a Gobierno Abierto a nivel nacional. Tuvo que zamarrearse, de nuevo, el mito de la buena “voluntad política”: Se acudió a la ley para amenazar de desacato con tal de recuperar la continuidad.

Pero no guardar ni siquiera las mínimas formas, abandonar toda la simulación previa para desenmascararse a través de pequeños enormes detalles, significa ratificar que tanto al ITTAIP, encabezado por el cada vez más impreciso Jesús Argáez, como al gobierno de Arturo Núñez -cuyo representante, Juan José Peralta Fócil, prefirió negociar su candidatura a diputado pluri que atender a los ciudadanos- no sólo les provocamos desdén, sino profundas burlas contra nuestras aportaciones.

El intento de farsa, sin embargo, que buscaron montar este miércoles 7, en el contexto del Foro de Participación, histórico por otra parte, finalmente les estalló en la cara: Pese a la gruesa cortina de silencio, casi cerco informativo, que montaron (Su boletín oficial ni siquiera menciona el nombre de Sara Aguilar Mugica, la representante de las OSC, o su firme discurso contra la apariencia institucional), brindaron el peor de los espectáculos en las mesas.

1).- Llegamos… pese a sus esfuerzos:

Como reseñé en la entrega anterior, representantes del gobierno estatal y el ITAIP, en una clara maniobra de mayoriteo, maniobraron para limitar la participación a un único evento. Del gobierno, pasa; del instituto que se supone debe contrarrestar esa desidia oficial -por eso le llaman garante-, resulta penoso, deleznable.

La cuestión más grave consistía en impedir la participación de ciudadanos y OSC provenientes de los municipios, sobre todo los más alejados de Villahermosa, la capital. Otro, que dentro de la propia ciudad, se buscó la instalación más alejada, de las muchas con las que cuenta la UJAT, mi universidad, y sin preparar orientación alguna para los invitados.

Pero asistimos… Y en cuanto a propuestas y polémicas, vencimos.

2).-Incomódalos, que algo queda:

A tod@s quienes nos quejamos de la desorganización, puntualizamos la falta de mesas para realizar anotaciones o por lo menos descansar aquellos objetos personales que trajéramos. La falta de cenefas con nuestros nombres (Para eso nos registramos desde antes del 19 de enero) tal como resolvieron con un adhesivo la identificación de los que se registraron in situ. La falta de espacios para cada mesa y de invitación a estudiantes para atestiguarlas.

Digo, si por cualquier cosa acarrean a estudiantes -por ejemplo, de ponentes no tenían idea de qué iban a hablar-, en esta ocasión valía la pena.

Mucho se comentó también el formato. Si se hubiera dedicado un día completo a cada mesa, se pudo haber contado con público, de otras mesas, de otros ámbitos, con un salón único sin ocupar tantos espacios -uno más de los sobados pretextos para hacerlo al vapor-.

Cuando se cuestionó tan pésimo resultados, gente del ITTAIP nos respondió que así lo pudo disponer la UJAT porque “ya sabe, están regresando a clases”. A su vez, les recordamos que, además que la UJAT es un sujeto obligado por la legislación vigente, el evento se había anunciado (Es un decir) con suficiente anticipación, desde diciembre, para agendar sus instalaciones.

3).- Reglas improvisadas, prisas inventadas, censura preparada:

Como moderadora de mi mesa, Desarrollo social, fungió la Dra. Gabriela Gallegos Sánchez, cuestionada facilitadora del Secretariado Técnico Local (STL), quien después, y solamente después, de mi ponencia, fijó unas reglas jamás publicadas en la convocatoria: Tiempo límite de 5 minutos (Se habían fijado 10 minutos máximo), no abrir ronda de preguntas y respuestas, esperar pasivamente a que nos avisaran cuándo se presentaba el Plan de Acción Local (PAL), no gritar, no correr, no empujar…

Se cortó así, de tajo, inesperadamente, con el mínimo debate que se requiere, no sólo para apuntar, consignar, aquellos elementos comunes de nuestras propuestas, con tal de compartirlas y articularlas, sino también las dispares, para apuntalar, corregir, unificar. Censura a los ciudadanos para su libre expresión, de parte de quiénes deben abrir los espacios para ello.

Todo, a cuento de “los compromisos que tengan los demás”, cuando estábamos más que conscientes que, por la manera en que se organizó, ya nos habíamos mentalizado a permanecer en la UJAT lo que fuese necesario. Pero como…

4).- …Habían “colado” profesores y estudiantes de la División Académica de Ciencias Sociales y Humanidades (Pues resultó muy adecuado que provinieran de ésa, y no de alguna de las 10 divisiones restantes), ellos pretextarían las prisas que nunca hubo.

Al fin de cuentas, el resto de los ponentes lo sentiríamos mucho, pero estábamos dispuestos a prescindir de su presencia. Sobre todo, porque sus presentaciones distaron muchísimo de los propósitos, muy claros en cualquier búsqueda de Google, de Gobierno Abierto.

5).- Malas impresiones para mostrar el fracaso:

Sin la concurrencia de ciudadan@s libres y de OSC al Foro, hubiera lucido desangelado, vacío, no se hubieran defendido las propuestas de quiénes sí trabajan de primera mano con el Sector Social. Fue jiribilla mencionar que “nosotros le sacamos el evento a Argáez”.

No. Su objetivo, el de Argáez y el del gobierno de Tabasco, fue precisamente lucirlo desangelado y vacío, ante los medios de comunicación y entre ellos: “Miren, ponemos las mesas, el salón y hasta la quinceañera, y ni se presentan…”.

Las mujeres, valientes y dedicadas de las OSC -entre ellas, Clara Hidalgo Olán, galardonada 2 semanas atrás dentro del Premio Estatal de Derechos Humanos- asistieron y expusieron sus ideas, sus experiencias. Conseguí con mis buenos amigos de los medios que, al menos, entrevistaran a Sara, la voz de las OSC, y no sólo al integrantes del gabinete. Finalmente, también hubo selfies y pláticas con nuestros compañeros de mesa, que supieran que no era una orden del jefe o del maestro.

Y claro, cuando se presentó la oportunidad, abrimos el debate. Pasó en todas las mesas, en la mía se buscó que el ITTAIP, como el órgano garante que dice ser, respondiera si va a transparentar los criterios para que las ponencias integren finalmente el PAL, cuáles serán las fases para ello, cuándo y dónde se realizarán las sesiones públicas para ello, etc. El propio Argáez tuvo que deslizar los bultos personalmente.

6).- Serenidad y paciencia:

Quiénes fuimos ponentes, autorizamos al ITTAIP -salvaguardando nuestros datos personales y nuestros derechos de autor- compartir nuestras ponencias: No es otro el espíritu de Gobierno Abierto y lo congruente, al pedir la participación de tod@s, es que se enteren de lo que hicimos y por qué.

Particularmente, porque se divulga al STL como responsable total de las fallas del Foro, y cabe aclarar muy firmamente que en ese Secretariado, y con muchos más recursos a su alcance, las representaciones del ITTAIP y del gobierno de Tabasco mantienen a la representación de las OSC, de los ciudadan@s, minimizada, acotada, silenciada.

Por ejemplo, no se difundió con la debida estrategia de comunicación, siendo que ellos administran millones de pesos de publicidad oficial; y jamás se alentó la participación de las OSC de casi todos los municipios, especialmente los más distantes.

La única ventaja que queda a quiénes expusimos, y a tod@s l@s ciudadan@s interesados en el tema es vigilar, cuestionar, exigir que se abran a todos dichos procesos.

Que más allá del muro gigantesto que nos franquean en las narices -para usar un tópico políticamente correcto de reprender-, existen mecanismos legales y cierto oportunismo político para que se venzan esas inercias de opacidad y corrupción, de simulación y manipulación.

Que, reitero, si en verdad queremos aprovechar esta oportunidad única -sin segundas intenciones-, depende excusivamente de nosotr@s.

¿Sabes algo de Gobierno Abierto? / La repulsa y la burla / Las ponencias

*Escritor y periodista mexicano (Villahermosa, 1982).
Ganador del Primer Concurso Nacional de Ficción Playboy 2008.
Nominado al Premio Nacional de Periodismo Cultural Fernando Benítez 2010.
Reconocido por la UJAT en 2002 (Premio Universitario de Ensayo sobre Benito Juárez) y en 2010 (Premio de Cuento de la Feria Universitaria del Libro).
Grimorio de los amores imposibles, su libro de relatos, disponible en Amazon.
Ha publicado su trabajo literario y periodístico en diversos diarios y revistas locales y nacionales y actualmente, en su blog
se puede hallar el despliegue de su obra.

2 comentarios en “Gobierno Abierto: La repulsa y la burla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .