El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La desaparición

El 28 de noviembre de 2006 la comunidad cultural y la sociedad en general de Campeche se estremecieron con el asesinato de Ricardo Encalada Argáez, periodista, investigador y, por 23 años, director de Difusión Cultural de la Universidad Autónoma de Campeche (UAC).

Hasta la fecha, su muerte, ocurrida en un departamento céntrico de La Habana, Cuba, sigue sin esclarecerse, pese a la violencia con que se cometió: Unos reportes forenses, tanto de la Embajada mexicana como de la Policía cubana coinciden en los golpes intensos por todo el cuerpo y una fractura de quijada, mientras discrepan si el arma homicida fue un objeto contuso o punzocortante8.

Sin móvil aparente, porque el profesor, a sus 51 años, era muy estimado y reconocido, dentro y fuera del instituto, entre otras cosas por su programa de televisión “Tierra y gente de Campeche”, que difundía hechos poco conocidos de la cultura local. No obstante, con él se perdió un documental en especial: El referente a Taxahá, posible sepulcro de Cuauhtémoc.

La realización y la difusión de la emisión se realizaron en abril de 1998, donde aparecen pobladores de la comunidad y el cronista Álvaro López Zapata, exponiendo su teoría y el abandono del lugar. “Pero nunca me llegó la copia que el maestro me prometió”, aclara éste último; “según se me dijo, el INAH-Campeche se quedó con el material y no lo ha vuelto a exhibir”.

Vidal Angles, entonces delegado, no sólo “desapareció” el material audiovisual: En entrevista, días después, para el diario Novedades de Campeche, descreditó el reportaje de Encalada y a López Zapata. Reiteró que era “muy difícil plantear donde está la tumba” en San José de la Montaña, puesto que sería “como encontrar una aguja en un pajar”.

Desde entonces, además del distanciamiento en el trabajo arqueológico entre Encalada y Vidal, iniciaron las desapariciones: De piezas en las ruinas, de investigaciones sobre los vestigios, de copias del documental; y la pérdida física del propio funcionario de la UAC, sucedida apenas unos meses antes de la renuncia del delegado, sin que se pueda establecer si este hecho fue consecuencia del primero.

Los pobladores

Para la anécdota, otra pérdida. La de 1967, en pleno patio del Ayuntamiento de Candelaria. Se trataba de una estela hallada por dos campesinos de San José de la Montaña, descrita así según el acta de recepción de la pieza: “Un relieve de un águila cayendo en la parte superior y, debajo, otro grabado de un hombre sobre un caballo portando un arco y una flecha”.

Según un reporte de la desaparición, agentes de la entonces Policía Judicial se llevaron la reliquia, del cual no se registraron imágenes, pero en cuyos documentos oficiales se asienta su virtual valor arqueológico. Los pobladores del antiguo poblado de Taxahá sufrieron de ese modo la primera de una larga cadena de “extravíos”, sin explicación alguna.

Y es que las condiciones de San José de la Montaña, como el de casi cualquier poblado rural en México, son precarias. Viven alrededor de 600 habitantes, muchos en casas de bejuco, madera y/o lámina, con sólo un centro de salud –a donde también llegan las despensas de Diconsa-, un jardín de niños y una escuela primaria, casi en medio de la nada.

El agua potable escasea, por lo que tienen que guardarla en un tinaco de 50 mil litros para una o hasta dos semanas. Drenaje y calles pavimentadas no hay, pero sí arroyos de aguas negras a cielo abierto y pequeños huertos y criaderos de pollos y cerdos junto a las casas, donde juegan los niños.

Lo cual contrasta con la posible relevancia histórica del sitio y del que sus mismos vecinos tienen conciencia, un asunto de honor y orgullo locales.

Por eso, gestionan que el INAH pueda si quiera acudir y, así, de confirmarse el sepulcro de Cuauhtémoc en la zona, hacerlos partícipes directos de su resguardo y de los beneficios que traerían una declaratoria oficial de patrimonio, las investigaciones de campo de más especialistas y el turismo.

8Agencia Proceso, nota por Rosa Santana y José Palacios Tépate; y diario La Jornada, nota por Gerardo Arreola, corresponsal en La Habana, 27 de noviembre de 2006. Diario Reforma, 28 de noviembre de 2006.

I / II / III / IV

*Escritor y periodista mexicano (Villahermosa, 1982).
Ganador del Primer Concurso Nacional de Ficción Playboy 2008.
Nominado al Premio Nacional de Periodismo Cultural Fernando Benítez 2010.
Reconocido por la UJAT en 2002 (Premio Universitario de Ensayo sobre Benito Juárez) y en 2010 (Premio de Cuento de la Feria Universitaria del Libro).
Ha publicado su trabajo literario y periodístico
en diversos diarios y revistas locales y nacionales.
En Twitter, trollea desde la cuenta @Acrofobos.
En 2017, publicó su primer libro de relatos Grimorio de los amores imposibles.
En 2018, publicó el segundo: La invención del otoño
.

6 comentarios en “En busca del sepulcro perdido de Cuauhtémoc (4ª parte)

  1. Interesante trabajo, sería muy bueno enviar una misiva al INAH en sus oficinas centrales, adjuntando una copia de este material, para que tomen cartas en el asunto, aunque igual y peco de iluso, pues no es la primera vez que hallazgos de gran importancia, son abandonados por la dependencia federal.

    Habría que organizar otra expedición a San José de la Montaña, para ver qué sucedió con los vestigios. Felicidades Alejandro por este magnífico reportaje. No había tenido la oportunidad de leerlo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias mi querido Robin, por tus palabras. En efecto: Hace mucho que no tengo noticias del Cronista Don Álvaro López, pero espero que su causa se mantenga, es orgullo candelarense. Y pues ya sabes que mi trabajo está abierto a tu labor editorial, me encanta verme publicado en El Chompipe, ojalá pronto tenga el ejemplar de cuando publicaste mi reportaje sobre el cacao. Abrazote, amigo y cuídate mucho

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .