En busca del sepulcro perdido de Cuauhtémoc (Colofón)

En busca del sepulcro perdido de Cuauhtémoc (Colofón)

A principios de diciembre de aquel 2010, durante mi cobertura del IV Coloquio de Antropología e Historia que cada año organizaba el Instituto Estatal de Cultura de Tabasco (IECT) bajo el auspicio del organismo nacional en la materia, el INAH, tuve oportunidad de entrevistar a 2 expertos sobre los temas del reportaje.

Uno de ellos, directamente implicado en el asunto que obligó a la salida del Dr. Ochoa Salas: El Dr. Ernesto Vargas. Reproduzco aquí la nota referida:

 

Confirman expertos teoría sobre tumba de Cuauhtémoc

Dos reconocidos arqueólogos coincidieron confirmar la teoría sobre la localización de los restos del último tlatoani Cuauhtémoc (1496-1525) en Taxahá.

Aunque señalaron que dicha hipótesis “no tiene sustento académico”, reconocieron que esa falta de sustento puede deberse a que “falta investigar en la zona”.

Confirmaron los “saqueos terribles” que existen en el lugar y que la falta de financiamiento resulta la causa principal por la que no se emprenden estudios en la zona.

Y es que, tal como lo difundió Tabasco HOY en sus ediciones 8333, 8345 y 8346 (Octubre 14, 26 y 27, 2010), se halló el posible sepulcro del último emperador azteca en San José de la Montaña, una comunidad rural del municipio de Candelaria, Campeche.

«Quedó en nada»

Armando Anaya, del Centro de Investigaciones Históricas y Sociales de la Universidad Autónoma de Campeche (UAC), aseguró que el proyecto para indagar si es o no la tumba “quedó en nada”.

“Después de la muerte del profesor Encalada, supe que algunos compañeros querían investigar. Pero también, hay muchos sitios por estudiar y pocos recursos”, explicó.

El periodista Ricardo Encalada Argáez fungía como director de Difusión Cultural de la UAC y produjo un documental sobre el caso, que se perdió tras su asesinato, el 28 de noviembre de 2006.

Anaya Hernández reiteró que la teoría del Cronista de Candelaria, Álvaro López Zapata “tiene muchos elementos endebles que no sustentan su teoría”, pero que los mismos “deben investigarse”.

“Los arqueólogos no somos buscadores de tesoros. Hay prioridades. Pero, definitivamente, la importancia histórica de ubicar la tumba de Cuauhtémoc sí amerita un estudio”, concluyó.

«Gran desconocimiento»

Para Ernesto Vargas, del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, “hay un gran desconocimiento del área”.

Investigador por años de la zona arqueológica de El Tigre/Itzamkanac, en Campeche, admitió que la hipótesis del crimen contra Cuauhtémoc en Taxahá “sí es reconocida”.

“Se sabe, por interpretaciones de las fuentes que cita Álvaro López, que Cuauhtémoc sí fue asesinado en Taxahá, pero sobre si sus restos siguen ahí, su teoría no es muy académica”, reseñó.

Vargas Pacheco también reconoció que “se ha abandonado la investigación, lo cual es trascendente en una zona donde pobladores muestran una falta de identidad”.

El especialista citó los trabajos de Román Piña Chan, confirmando que Taxahá fue el escenario de su ejecución, pero “falta preguntar qué hicieron con el cuerpo”, finalizó.

 

Del Dr. Vargas, una década más tarde, sólo me atrevo a revelar que, previo a nuestra entrevista e invocando off the record, reiteró lo “casi imposible” que sería ampliar cualquier excavación en la zona “donde prolifera el tráfico de drogas, de armas y de personas; entonces, sí es posible que exista el tráfico de piezas”… 

I / II / III / IV

*Escritor y periodista mexicano (Villahermosa, 1982).
Ganador del Primer Concurso Nacional de Ficción Playboy 2008.
Nominado al Premio Nacional de Periodismo Cultural Fernando Benítez 2010.
Reconocido por la UJAT en 2002 (Premio Universitario de Ensayo sobre Benito Juárez) y en 2010 (Premio de Cuento de la Feria Universitaria del Libro).
Ha publicado su trabajo literario y periodístico
en diversos diarios y revistas locales y nacionales.
En Twitter, trollea desde la cuenta @Acrofobos.
En 2017, publicó su primer libro de relatos Grimorio de los amores imposibles.
En 2018, publicó el segundo: La invención del otoño
.

En busca del sepulcro perdido de Cuauhtémoc (4ª parte)

En busca del sepulcro perdido de Cuauhtémoc (4ª parte)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La desaparición

El 28 de noviembre de 2006 la comunidad cultural y la sociedad en general de Campeche se estremecieron con el asesinato de Ricardo Encalada Argáez, periodista, investigador y, por 23 años, director de Difusión Cultural de la Universidad Autónoma de Campeche (UAC).

Hasta la fecha, su muerte, ocurrida en un departamento céntrico de La Habana, Cuba, sigue sin esclarecerse, pese a la violencia con que se cometió: Unos reportes forenses, tanto de la Embajada mexicana como de la Policía cubana coinciden en los golpes intensos por todo el cuerpo y una fractura de quijada, mientras discrepan si el arma homicida fue un objeto contuso o punzocortante10. Seguir leyendo «En busca del sepulcro perdido de Cuauhtémoc (4ª parte)»

En busca del sepulcro perdido de Cuauhtémoc (3ª parte)

En busca del sepulcro perdido de Cuauhtémoc (3ª parte)

Segunda parte publicada

Revelado el sitio en que pudo ser sepultado para siempre el último emperador, surge un responsable de la negligencia del INAH en Campeche: Carlos Vidal Angles, quien fuera su delegado durante 12 años, tras los cuales es señalado de diversos delitos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La delegación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Campeche todavía no ha emprendido una investigación especializada en ambos lugares. Por el contrario: Pese a las sólidas acusaciones, tolera el saqueo de piezas de valor millonario y, según denuncian autoridades candelarenses, resulta cómplice de dicho delito.

Los saqueos

El presunto responsable de estas irregularidades es Carlos Vidal Angles, quien fungió como delegado del INAH 12 años, entre 1995 y 2007, y es el actual secretario de Cultura de Campeche, cuestionado por artistas e intelectuales locales, como el reconocido poeta Sergio Witz7. Seguir leyendo «En busca del sepulcro perdido de Cuauhtémoc (3ª parte)»

En busca del sepulcro perdido de Cuauhtémoc (2ª parte)

En busca del sepulcro perdido de Cuauhtémoc (2ª parte)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La búsqueda

El recorrido es largo y arduo, 64 kilómetros jungla adentro hacia el norte, por dos largos caminos: Uno parcialmente pavimentado, que atraviesa los poblados de Pejelagarto, Miguel Alemán, Luna, Emiliano Zapata y Don Samuel; y otro más, de terracería, rumbo a San José de la Montaña.

Unos 500 metros antes de llegar a este destino, los “cerros” se asoman al visitante. Justo frente a ellos, corre un arroyo, el Zapotal. Estamos en Taxahá. Ahí, guiados por el profesor López Zapata y habitantes de San José, machete en mano para desbrozar, exploramos el primero. Seguir leyendo «En busca del sepulcro perdido de Cuauhtémoc (2ª parte)»

En busca del sepulcro perdido de Cuauhtémoc

En busca del sepulcro perdido de Cuauhtémoc

En agosto de 2010, la fotógrafa Haydi Gutz y yo fuimos como enviados especiales del diario Tabasco HOY, donde yo laboraba, a Candelaria, Campeche, siguiendo la pista telefónica que nos dejó Álvaro López Zapata, historiador y Cronista de la Ciudad, con el coordinador de la sección de Municipios, Juan Carlos Montes de Oca.

Gracias a las gestiones de Paulina Maldonado, editora de la sección cultural y mi jefa directa, pudimos no sólo emprender el viaje de cobertura, sino además la compañía y colaboración del camarógrafo Francisco García y de su productor, el venezolano Enrique Guzmán, el único extranjero del equipo, por parte de la televisora del mismo consorcio.

Desconozco lo que sucedió con el material audiovisual, pero el reportaje que se publicó impreso en 3 partes, durante el octubre siguiente, mereció la nominación al Premio Nacional de Periodismo Cultural “Fernando Benítez” que cada año otorga la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, México.

10 años después, a modo de celebración por aquel reconocimiento a mi labor como reportero de cultura –mi último trabajo formal para un medio de comunicación-, lo vuelvo a publicar en 4 partes, en versión íntegra acompañada de algunas imágenes tomadas por Haydi o por mí, sin mayor revisión que añadirle datos que, a la sazón y por razones de espacio o corrección, ya no pude consignar.

Entre ellas, la irreparable pérdida de Don Álvaro López Zapata, muy querido y valorado por la gente de su tierra, quien tras 26 años de su vida dedicándose a la memoria histórica de Candelaria y a documentar su versión del reposo final del emperador Cuauhtémoc (Eje del presente reportaje), falleció el 21 de marzo de 2016. Aunque póstumamente y apenas en 2020-como suele suceder, por desgracia-, obtuvo los reconocimientos que su dedicación amerita si bien urge validarlo con mayor amplitud y profundidad e iniciar las tan anheladas excavaciones en los sitios por él descubiertos para México y el mundo.

Y, por supuesto, va dedicado a ese maravilloso grupo donde incluyo a Leidy Gabriela Moreno, la diseñadora gráfica cuyas ideas enriquecieron el “vestuario” de las publicaciones que día tras días buscó regalar a l@s lector@s algo más que sólo nombres y eventos.

Seguir leyendo «En busca del sepulcro perdido de Cuauhtémoc»