Ciudadano Can / El deshielo Final

Camino a casa de Quintín (Última parada antes de consignar a la acusada), Liebermann rompe su silencio iniciando un largo rodeo antes de mostrar el verdadero motivo de su presencia ahí.

-Muy buen trabajo, inspectora Vicencio. Dirigió la investigación con eficiencia y resultados periciales. El Alto Mando, por mi mediación, le envía una felicitación por tan notable desempeño de su labor.

-¿Entonces por qué la secretaria de Seguridad Interior no se lo dijo por la radio personalmente? –dice Farías.

Mi jefe ve al amnistiado por el retrovisor esbozando una mueca de sonrisa. Sin inmutarse, éste prosigue: “Vaya, vaya, resulta que Lupita tenía razón: Sánchez ya confesó que conocía a Esqueda y la identificó a ella también”, Liebermann retira la mueca, “Por favor, Caín, jamás habrías aprobado la redada sin un dato más fiable. ¿Qué va a pasar con el taquero?”.

-No tiente a su suerte, Farías –de su saco azul acerado, mi jefe extrae un documento que golpetea sobre sus dedos antes de extendérselo, desganado, al mencionado, quien sorprendido lo toma-. Cortesía del Senado de la República.

Pero Farías no reacciona como esperaría al recibir su carnet de tránsito, el único papel que permite a todos los beneficiarios de la Amnistía Gradual viajar a través de todo el país (No salir de él) y que la Oficina Delegacional de la Gendarmería se lo retuvo 14 meses insufribles. Hasta yo, que gracias a él había podido resolver el caso justo a tiempo para mis vacaciones, conozco el valor de dejar la ciudad por unos días para distraerme. Ahora él tamborea el carnet sobre sus dedos y sólo sonríe ante el maullido del gato.

-¿Qué va a pasar con el taquero, Caín?

-Lo usual en estos casos, Quintín. Sanción económica por delitos sanitarios.

-Y el clásico “usted disculpe”…

-No hay nada qué disculpar…

-Es lo que yo digo. Ciertamente no mató a Esqueda, su socio, pero se prestó a cientos de otras muertes de inocentes, por medio de maniobras hipócritas dignas de un aprendiz de político…

-¡Basta! Le repito que no tiente a su suerte Farías. La Amnistía Gradual todavía me permite regresarlo a prisión.

-Sólo quiero saber si el castigo que le dará a Lupita por asesinar a Esqueda será tan duro como el que le dará a Sánchez por asesinar a esos animales, ¡Animales cuyos trozos siguen en el refrigerador de su taquería!

En ese momento, el tenso silencio que sigue al recio intercambio de palabras me ayuda a embonar las piezas en una nueva perspectiva, aquella que Farías no quería que se revelara durante el operativo según nuestro plan: Lupita le vendía los perros a Sánchez como materia prima, lo que le garantizaba dinero para continuar su activismo; quizá a condición que la muerte no fuera violenta, quizá porque esa carne estaría en mejor estado que el de cualquier otro perro callejero, quizá porque fueran más los que rescataba que los que tendrían tan cruel destino. Por eso mintió cuando dijo desconocer la ubicación de la taquería.

Lo cual acabó el día de la sanción por parte de Sanidad Pública. Durante un tiempo, tuvieron que suspender el suministro. Ello coincidió con la negativa del senador a seguir apoyando financieramente a su cachorro. El junior logró la impunidad del taquero a cambio de que le comprara a él la carne de su refugio; sólo tenía que movilizar a sus contactos en el Ayuntamiento para los traslados y la cuenta de la asociación civil para los pagos, cuentas que no son fiscalizables. Por eso la jaula adicional en el refugio y los desalojos mensuales que Bárbara Mena creía bienintencionados.

Su notoriedad hizo el resto: Las recaudaciones iban a costear su estilo de vida (Y quizá su carrera política), las autoridades le facilitaban el acopio de animales y su competencia legitimaba sus actividades públicas, hasta el día en que se abriera un hueco en el Congreso. Pero le quitó sus pocos ingresos a Lupita, quien desesperada pudo acudir a Sánchez para que volviera a comprarle. Pero la cantidad de canes a muy bajo precio y tal vez el amparo de un futuro alcalde Esqueda lo obligaron a rechazarla.

Lupita averiguó las razones del desplazamiento y comprendió que su causa, otra más, había sido prostituida por la Revolución, además de ocasionarle pérdidas. Decide matarlo e incriminar al taquero, de modo que, además, nadie conociera su esquema para replicarlo y continuar sosteniendo sus gastos, sobre todo, la de sus animales rescatados. Y por la mirada perdida de mis pasajeros a sus respectivas ventanillas, concluyo que todos somos ya conscientes de esta historia.

-Ust… Usted ya sabía que ellos se conocían, ¿Verdad? –tercia Lupita desde la lejanía de su propio horizonte.

-Desde el principio. De qué otro modo un perro se queda junto a la víctima en un sitio donde ninguno pertenece. Fue el único al que no le hallaron rastros de tejido y, aunque lo habían amarrado, en realidad lo encontraron sentado a su lado –mi rostro asiente, confirmando y despejando mi asombro inicial-. Le era leal porque Esqueda lo había salvado meses atrás, los suficientes para estar un poco menos flaco que los de su refugio, lo cual indica que Sánchez le tuvo piedad y no lo había sacrificado. ¿Por qué? Su esposa me dio la pista: Esqueda llegaba a esa prisión, mes con mes, a entregar mercancía. Pero quería a ese perro en particular, por alguna razón –un hondo silencio filosófico se apodera del interior de la patrulla. Poco después de reiniciar sus caricias al gato, concluye-. Todos los monstruos necesitan un refugio de su propia maldad para que no termine carcomiéndolos.

Suspiros simultáneos del resto. Liebermann, a unas calles de la escala, finaliza: “Integraremos la averiguación previa contra Sánchez bajo cargos por tráfico ilegal de especies, riesgos contra la salud por matanzas y uso de cárnicos, y delincuencia organizada en modalidad de comercio de sustancias prohibidas. Serían de 5 a 7 años…”.

-No olvide la nueva Ley Esqueda, comandante –agrego, entusiasmada y orillando la patrulla.

-Maltrato animal. Multa económica o días de cárcel por cada perro encerrado y asesinado. Al menos otros 5 años –exhala, no sé si de enojo o de consuelo-. ¿Contento –me lanza una mirada de soslayo pero firme-? No tarde, teniente.

El departamentito de Farías luce un poco mejor con nueva pintura, nueva puerta y ciertos nuevos muebles. El misho incluso se acomoda rápidamente en la mecedora, debajo de la cual su adoptador dispone un poco de leche y algo del relleno de su omelette intacto sobre la mesa.

-Felicidades por tu ascenso, Itari.

-¿Verdad que sí dijo “teniente”? ¡Ése senador sí que tiene influencias!

-Tal vez. Pero eres muy capaz, teniente. Lo has demostrado desde que te conozco y hoy te luciste con la aprehensión de 3 criminales.

¿Por qué contemplo a Quintín mesando el pelaje de su mascota con el corazón electrificado?

-Pensé que te caería mejor la autorización de los viajes nacionales. Digo, pocos en el país pueden pagarse un viaje a otra provincia, pero la libertad que da el carnet no tiene prec…

-Fue por el dilema -arrastra sus palabras melancólicas, se incorpora y de la parte inferior del fondo del horno despega un sobre en blanco, que me entrega-. Una de las 2 mujeres que he amado en toda mi existencia, uno de mis 2 motivos singulares para resistir, me contactó el lunes por medio de esta carta –leo su apasionada esquela, ¿Lo llama mi romano?, saturada de referencias que no entiendo- y no sé si retarla u obedecerla –se reclina sobre el barandal metálico de su ventana-: Por fin me otorgan el carnet de tránsito y soy frenado, o desafiado, respecto a uno de los pocos sitios adonde quiero ir.

-Aquí no menciona dónde está o cómo reencontrarla…

-Es muy obvio, Itari –me observa aún reclinado-: Vive en Ciudad Juárez, probablemente en un edificio de departamentos como éste; se dedica a la costura, en su casa para pequeños clientes e industrial para alguna fábrica, así que debe ubicarse en la zona conurbada; y una persona muy pero muy amada por ella la retiene allá, quizá sus padres, quizá un esposo, que posiblemente radique en Estados Unidos. Fuera de eso, tiene mi misma edad, es rubia, de mi estatura y hace 4 años debieron liberarla.

Hay amor en esas letras, tan intenso como la advertencia de no alimentarlo fútilmente. Y ella tiene razón: En lugar de notar ese cariño apasionado, Farías ha dedicado la semana a localizarla. Retorno el contenido a su sobre y ambos a su destinatario, en cuyos ojos titilan el alumbrado público y la indecisión, sentimiento que jamás le había notado.

-¿Quién es la otra mujer? –el claxon insiste desde la calle.

-Cuando vuelvas, te entregaré el relato de este caso –toma el sobre tan despacio que pienso en lo mucho que para él ha transcurrido desde una despedida similar-. Felices vacaciones, Itari.

Se siente igual, supongo: No sé si abrazarlo o no, si mantener la distancia o romperla, si reconocer que siento algo por él, inefable a lo mejor, definitivamente cálido, o negarlo por la razón adicional de conocer quiénes provocan las pocas emociones que deja traslucir. Más claxon. Sonrío, le digo adiós acompañada de mi mano, acaricio al gato y me marcho, indecisa todavía si dedicar algo de mi asueto a resolver el misterio personal de Farías.

…Los cambios me permitieron el olvido y la continuación; si te es imposible, también te permitirán perdonar.

Si mi ejemplo te conmueve, te suplico que cambies: Que a diferencia del pasado -al que soy consciente que te aferras, como la mayoría de nuestra generación, por motivos diversos y hasta absurdos-, no movilices esa privilegiada mente de Dupin, no me rastrees, no me ubiques, es más, olvídame, desvanéceme, mátame en la memoria emotiva ya que en la racional te será imposible, despídete de mí como lo hago ahora, “si te vas, no hagas demora”, quema este papel y ya jamás, nunca, de nuevo, vuelvas la vista atrás, aléjate de los barrotes que hayas construido en tu propia alma, camina el sendero que el Dios cumplidor de sus promesas dispuso para ti -admito que reprocharás que mi catolicismo no haya cambiado, pero estoy segura que aún conservas tu ateísmo irredento-, camina y camina, camina diario incluso cuando sientas que ya no quedan fuerzas, camina, amor de mis amores, pedazo de mar dulce en mis labios, camina sin huella, sin precipicio, sin mí.

No espero tu respuesta, solamente tu alivio. Por favor, respeta este último deseo.

Te ama de por vida

Magaly

I / II / III / IV / V / FIN

*Escritor y periodista mexicano (Villahermosa, 1982).
Ganador del Primer Concurso Nacional de Ficción Playboy 2008.
Nominado al Premio Nacional de Periodismo Cultural Fernando Benítez 2010.
Reconocido por la UJAT en 2002 (Premio Universitario de Ensayo sobre Benito Juárez) y en 2010 (Premio de Cuento de la Feria Universitaria del Libro).
Ha publicado su trabajo literario y periodístico
en diversos diarios y revistas locales y nacionales.
En Twitter, trollea desde la cuenta @Acrofobos.
En 2017, publicó su primer libro de relatos Grimorio de los amores imposibles.
En 2018, publicó el segundo: La invención del otoño
.

15 comentarios en “Ciudadano Can / El deshielo Final

  1. Es una ficción en plano de virtud inofensiva. Una verosimilitud que salvaguarda al individuo con el rol abstracto de personaje al servicio de narrador omnisciente testigo o cuasi omnisciente doble de riesgo en la ventaja de no ser víctima de la violencia a la que se somete el doble de Niño Fisión por ejemplo, hotel el de Nicolás Cage en Conair John Malkovich otorga la pragmática que un cinéfilo aprueba con el 4 de la materia recursar a la final en el mes de marzo. Esos ayudantes que confían en el utilidad del individuo que ha sido adoptado por la parafernalia pochoclera hollywoodense en características incognoscibles para otros que surfeamos La ola de plano verosímil cuándo se necesita recato, con la imperiosa compresa en absoluta condición de estallido, por vertientes inconsistentes y cauces anecdóticos de la naturaleza inequívocos inauditos imperativa exenta de condescendencia que hasta un sistema siniestro ha de conceder con exhortaciones o fábula de consuelo con sufrimientos de ajeno desmedro, a los tontos de la zanahoria: literalmente atrae al burro como a un asno con las orejas mustias cargadas de años y de penas. Llevando un cachimbo de tierra el utensilio qué obra de espejito colorido, haciendo exposición de lo que nunca lamento el originario latino cuyo carácter deslumbrante infantil y crédulo tirosa menoscabo el porte, la vena primigenia la cepa germinal de j a raza que tan solo se construyó en encadenados sagrados mitológicos artilugios que suspendían capacidades de liderazgo, sepan que no hay zoncera. El individuo me dijo que tampoco. Obra bastante limitado que José ingenieros dijo como quien deja una imagen en la humedad de una pared mal revocada. Artilugio por denominador imperante, llamativo y, aguinaldo al caso aludido, colorínche, aspavientos del qué se deslumbra con lo que aparenta ser y finiquitar pareciendo a la orden del vendedor que sin verso le acabó los sueños esa imagen que como espejismo de sediento narración no obsoleta para nostalgia de los que no convencen de entidades chicaneras. Sólo son pichones del lúdico facilista. El vulgo aplaude cuando inventa el odio, como dijo Víctor Hugo y no el inepto de la vulgaridad es un lujo o el lujo es vulgaridad y viceversa de un apenas prolijo escritor que por vena azul perteneció a la generación de ilustrados Ocampo Borges) la brillantez del intelecto que no halla sitio en los genéricos, que una vez más, alguien dijo como mandamiento en la función poética del lenguaje cuya directriz es invisible, tácita, inefable y en ausencia de los autores en abstención de definiciones¹ el usurpador sin la gracia del Okupa, que por pintoresco y justiciero en nombre los resignados dictámenes inaprensibles, inquisidores grititos, obstinados enanitos fascistas la época en que los milicos solo le hacían algo al que algo hacia… Lo importante es que nadie molestaba en la calle… Se caminaba tranquilo. Se podía andar en las oscuras. Al querer algo era por andar en cosas raras. Por desacato al ordenamiento que encubría secuestro clandestinos, profanación, homicidios, el resumen de los gobiernos militares fue resultado de una generación eliminada con permiso de los padres, que por costumbre de vecina que llora noticias y sabrosas telefotos a tragar sin culpa. Despertando al cuidado íntimo arrastras hace sonido de meliflua brisa en verano de plano hechicero argentino como el veranito de San Juan, la tormenta de Santa Rosa, nombre de almanaque no menos despojado de la negación en primera persona, concientice respecto de mi patronímico ALDANA ANTE LA HIJA DEL PATRÓN BURGUÉS QUE NO SÉ O DOS DÍAS ANTES DE LA OBRERA en parto de carácter forzado en el uso de fórceps y respetuoso que en selectiva no hubiera tenido carácter de plano real ni chance de bajeza ridícula al sagaz feto, en sabotaje a un sabio neonato por superioridad del intelecto en eutanasia elegida no como capítulo 7 de rayuela ese elige coincide divinidad mayores entre todas las bocas coincide con la boca de la Maga nmascarando o qué es subsiguiente carácter de concretización la se convierte en ceamse como caudal de estropicio ya que el plano mágico es el único plano de la ambición masculina Natalia Natalia, hombruna, según un errante ratero de importancia magna para un sistema qué desgarra logre acumuló de ollas el desborde de fortuna que al final del arcoiris se guardan en tesoros de ficciones que mienten con piratas p de La rebeldía vertiginosa que el pirata, con el tópico distintivo del garfio al castigo de la mano qué es sucumbió a penada amputación por uso malversado incorrecto, condecoración al ladrón indigente, letrado, con alcance al placebo qué se le pone en oferta y capaces de prever El deseo latente que el prófugo en la eminencia del signo íntimo postergación del otro, del viejo quién sabio se dijo que construyó en la roca. Los mitos dan vuelta ala tuerca y el necio se muere en la caja de pertenencia, de la cuna al cajón en internet conciencia oprimiendo al prójimo sin dar cuenta de la desaparición de su propia descendencia. Pensando en la arena construye para la gente que no han previsto fábula como hay un simple Flautista de Hamelín, el real Pinocho de Collodi prefirió ya no la tortura del hígado que se regeneró hasta la salvación del hijo ventaja por medio de su padre beneficio el impacto doble del perjuicio bufón y entretenimiento. Ya condenado por no responder, capa de piedra, castigo físico moral y como último acto homicidio: Pinocho fenicio ahorcado por no obedecer a quien le dió vida tallando en oficio de la propia artesanía y del doble interno qué a fuerza identificación estalló en engendro v temerarios de sus instintos despojados de dirección y en peligro de autoproclamarse como perverso irresistible contando la delincuencia en la voz propia, la tortura escucharse a si mismo
    Lazarillo De Tormes, obviamente de autor anónimo. Se intuye que al no adjudicarse de autoría pierde el carácter de veracidad en el registro cómo antecedente referencial. No se le llega a ocurrir que un copista Per Abbat Juan de los Palotes, Raimundo García Blotto, escribano Prato Murphy, Gonzalito, entre otros menganos, fulanos, cosme fulanito, que aún quedan más identidad qué una entidad aleatoria puesta a la chacota, cómo quién arregla un jarrón de La dinastía Ming con pasa Fastix y asunto sellado para el que lo agarre después le adjudique el cargo del delito en estropicio de talquera adorno pedorros que heredamos de la abuela de la Beba una hermana pero criadita. La madre es la Rosa del Cholo, nada más lejano al tópico de Neustadt, en convencimiento de la doña tuvo que abandonar la dicharachera situación de dos maridos y doña desconocido por dictamen de un tal Sigmund quién autorizó el falo en poder del condenatorio destino al Masculus et Femina carent el modo inverso que es idéntico castigo. En referencia a lo supra onírico que intervino en el entramado flashero no me Flash Gordon productos cinéfilo de superhéroes y demás kermés del Eloy en submundo frugívoro cuya pose de hippie con OSDE distractor intencional cómo nos fue Woodstock al bebé bien con distintivos en símbolos de La Paz, ropa batik, como actitud parsimoniosa, La rebeldía en estrepitosa ruptura de las finanzas, de los monopolios del cofre insondable, guardián del capitál no distributivo, ganando como siempre el primer puesto de vender lo que le manda el cliente, con la dignidad de simular la actitud desapercibida de jóvenes crédulos en la consumación de la paz mundial y demás postulados inconsistentes Jordan pasillo descubierto la ausencia total de venta al inocente que creyó hijo se va a bajar más lindas a una guerra qué al veterano se llevó hacia el país que no miramos, y créase o no: transcurrimos el duelo con la compañía de Tusam, de recurso constructivo en coherencia de cohesión por sustitución en reconocer en primera persona la aberrante negligencia, de no haber sido tu responsabilidad incapacidad de ver al vástago en viaje a la laguna estigia sin escalas del sufrimiento imaginario hasta la carnal, déspota, humíllate por doble partida: el vergonzoso permiso de genitores otorganron al militar la vida del vástago a cambio de la misma destrucción que por bajeza de la sangre delegó al represor representante legal del los Formidables Guerreros en jeans, (aposición) , los Titanes del orden Civil… Que motines esperan ganar si nunca un perro mira el cielo ohhh… Aparatos represivos el unísono de tu entramado inverosímil pero nunca imposible en este show de hule y baratija de la semana liquidación por cierre de temporada.

    Le gusta a 1 persona

    1. Es la decepción literaria más larga y barroca que he recibido. Lo agradezco por todo lo que vale el tiempo dedicado a su franqueza logorreica y la contundencia de los elementos que entresacas, aquéllas que identificas: A un preso político recién liberado tras 20 años de prisión sólo le queda resolver crímenes a fin de medio recuperar lo que le arrebataron de modo insensato pero irrecuperable. ¿Por qué tendría él que sentir compasión por los sujetos que se mueven ese universo si ésos jamás tuvieron compasión por su cautiverio? ¿Por un ambiguo sentido de la ética que nos alienta a romper la cadena del mal? En la familia hubo un preso político quien siempre machacó -sin dedicarse jamás ni a la sexagésima parte de lo que aquí narro- que lo peor no eran ni los rescoldos de las torturas (Una diferencia sustancial con los presos comunes) ni las pavesas de innumerable métodos de temor y control para someterlo psicológicamente, intelectualmente; lo peor es que sus traumas, lejos de quedarse en el presidio del que te liberan por fin, te acompañan como un pésimo compañero de fugas hasta el último de tus días. Sísifo jamás amnistiado. Tampoco intenté alambiques retóricos: Quise entretener sin moralizar, quise decir que en mi país -me atrevo a decir que en mi continente, el tuyo también- nos suceden tragedias que, o bien preferimos hablar como un narrador omnisciente debido a su persistencia irremediable, o bien preferimos atestiguar la mayoría de las ocasiones sin narrarlo. Hablaré incluso si mi destino final termine en una caja de pertenencia. Gracias, Lunfa: Había olvidado mi propia época en que yo escribía/fustigaba así. Gracias de veras.

      Me gusta

      1. En realidad es un juego inacabable que me permito hacer no es una descripción y tiene un cauce ni una expectativa de logro a cumplir me río. Cómo hijos esperando La carroza de todos nosotros me río

        Le gusta a 1 persona

        1. Y lo agradecí de veras, Lunfa (Nunca puedo corroborar si el cierto humor detrás de mis réplicas se capta. Me disculpo por ello): Agradecí la aparente ausencia de propósito, el sentido lúdico de tu texto, la gracia -en el muy inane sentido de chiste- con que comentas el final de un relato -ignoro si lo has leído todo-. En serio. Te imagino aporreando las teclas -por emplear un muy sobado término del periodismo- para tu divertimento, muy culto, por cierto. Gracias otras vez, Lunfa y, de verdad: No dejes de leerme.

          Me gusta

          1. El humor qué caracteriza ese plano es el humor fúnebre qué curioseando disposiciones de pulsión de goce mortuorio, una conceptualización en la sesión psicoanalítica, que expone la mediocridad de profesionales desacertados, me confirmaba que el efecto de mi humor negro de gracia espontánea actitud autorreferencial y la profundidad del negro estrato que no es posible manifestar al otro así como quien cuenta uno de gallegos o una de matrimonios y delicias de la vida conyugal… Para desplazar eso con cierto grado de enojo y decepción teniendo como certeza el postulado que invita a qué significa los comportamientos desde la neurociencia y la GENÉTICA como terapia neurobiología confirman la manifestación del humor negro como expresión alternativa del trastorno depresivo grave pórtico de patología a tratar y el borde línea acontecimiento de su periodicidad en crónica conversión de una patología en ascenso a la oración de capacidades neurológicas. La psicóloga me demandaba una suerte de stand up que era unanimidad lamentación de tipo planto, elegía y demás torturas audio tejidas por la depresión que no era para nada una virtud en mi estadio. Igualmente se asocia con la inteligencia superior que no deja de ser por inteligencia exenta de sufrimiento existencial que solo quien se animó a depositar la moneda la lengua de Caronte sabe que si es Bayer es bueno.

            Le gusta a 1 persona

          2. La asimilación del humor negro es una actividad compleja de procesamiento de información que forma parte de la llamada cognición social. El estudio plantea la hipótesis de que “estas demandas cognitivas y emocionales conducen a una mayor o menor capacidad de procesamiento de la información”. Como la comprensión nos lleva al disfrute, quienes mejor lo entienden más lo pueden disfrutar.

            Otras hipótesis que se plantean para ilustrar la preferencia por el humor negro se relacionan con la capacidad de tratar contenidos desagradables como ficción lúdica: solo aquellos que no tienen sentimientos agresivos hacia los demás ni alteraciones anímicas pueden permitirse disfrutar con la exposición lúdica en el curso del procesamiento de humor negro. Y por el lado contrario, tanto la agresividad como el mal humor podrían conducir a una capacidad reducida de procesamiento de información con respecto a los contenidos humorísticos exigentes desde el punto de vista cognitivo.

            Por tanto, aunque la comprensión de una broma varía dependiendo del contenido y la estructura de la broma, sí que podemos afirmar como consecuencia de estos resultados que la inteligencia, la agresividad y el estado de ánimo facilitan la adaptación de estrategias de procesamiento de humor de una manera rápida y flexible.

            Le gusta a 1 persona

              1. —¡General Urquiza!: Avísele, cuidadosamente a al Cabo Rodolfo Gómez, que ha fallecido da su madre.

                —¡De acuerdo, General!
                (En el campo de entrenamiento)

                —¡A ver Cabos, zánganos de la costumbre!
                ¡Qué de un paso adelante todo aquel que tenga madre!

                ¡Detengasé ¡A dónde cree que va, Gómez!

                Le gusta a 1 persona

      2. Juego al perdedor perpetuo en la concatenación de lexema y entendible porque aquí estoy en esto tarde descuajeringado libre como perro liberación de la domesticada orden del hombre que no soporto resignar su libertad a conciencia de manera similar a la que se maneja con los adminículos de un ser al cual supeditar al rol de fidelidad que no es más que la consecuencia por la cual tampoco un perro puede escribir una novela en la Constitución psíquica limitada que no le posibilita la caducidad de competir con quién le da una caricia a cambio de sentir la razón de vivir de alguien… Solar con la película de Richard Veré en la ilusión de que alguien por uno. Qué dejó expuesta la madurez del ser humano en constructivista fantasía alevosa de ser necesario a nivel razón de la vida de un ser que da la vida en la tumba y listo. Yo me muero se muere al unísono hizo esto o aquello adminículo abiótico o ser bióticos da lo mismo a la utilidad del mágico mundo del inepto .. la orden de sumando no altera el producto: lo que yo necesito. Gente que es ante la convicción de la triada imperiosa: plantar un árbol, leer un libro, tener un hijo… el mismo nivel de impostergable acciones a realizar que no puede diferenciar como no puede hacer los con el culo y la tempora. Así que bastante esforzada de diplomática y de afán en el aprendizaje comportamiento directorial qué no llegue a la premisa de soborno de papel prensa. Y aún se sigue dentificado con la falacia de Rodolfo walsh que hoy en este presente anodino sería fusilado por la suciedad en unanimidad certificada por escribano Raymundo García Blotto y lo acompaña el escribano Prato Murphy, mientras vamos cansadito pone la cinta y la carcajada de insuperable Thriller un icono dentro del catálogo del pop Anti imperial que pagó en la tumba lo que desintegró infancia al ojo de un ciudadano en responsabilidad del infante y los demandres que la sección de humillar a alguien por h o por B acto no correcto o perjudicial hacia lateral diverso. La carta de pederasta saca sin más que porque la integridad del infante cómo le va el colonialismo a la dignidad del argentino qué finalmente es una maleta de regalo para un mochilero que se despoja de pesos y parafernalia del zurdo que viaja con asistencia al viajero… Entonces se abre la caja de Pandora con las que humillan pero no hace ruido es todo carnaval tiro lío y cosha golda. Estado de alguna publicación es lúdico y bienvenido el juego encajar en un género haciendo la irreverencia de jugaron sin permiso de la Barrera que dejó pasar a la Farolera..

        Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.