Ciudadano Can / El deshielo S3E5

Obscurece el verano a la hora más intensa del calor desprendido por el excesivo cemento de esta ciudad-dormitorio. En particular, detrás de las rejas del portón principal, el tenue vaho del estacionamiento recién lavado. Me animo a desabrocharme otro botón y a sacudir mi blusa gris de inspectora, razonando de nueva cuenta las piezas de Farías a la espera de la señal de Liebermann. ¡Qué tipos tan diferentes y tan metidos en esto!

En efecto, los perros y los comederos de hace unas horas ya no están; la anfitriona tampoco; se oyen ladridos intermitentes, lejanos pero no tanto; casi no pasan autos o personas o por ratos vienen en grupos desde Villahermosa; y salvo por el operativo, no hay presencia policiaca, ni siquiera una caseta abandonada. El sitio perfecto para planificar un homicidio.

“Atentos! Se aproxima vehículo”, indica Liebermann por radio. Seguir leyendo «Ciudadano Can / El deshielo S3E5»