El cacao: Un dossier

01022011130
Ing. Samuel Martínez, del CICAS. Renovación de cultivos de cacao en Comalcalco.

“El cacao es la planta más redituable del mundo; y los tabasqueños la estamos dejando caer inexplicablemente”.

Así de lapidaria es la opinión de Samuel Martínez, ingeniero agrónomo especializado en el cultivo y conservación de dicho árbol.

No es la única persona que considera lo mismo ni se trata sólo de opiniones: Datos duros aportan razones para coincidir en ambos aspectos: La redituabilidad y su desperdicio.

Pero, además de su impacto económico, el cacao posee un especial significado cultural dentro y fuera de la comunidad en que se produce.

Ello, aunado al componente histórico, dado que su fruto, origen de la poderosa industria del chocolate, se ha cosechado desde tiempos de los olmecas.

Sin embargo, pese a su sistematización productiva y de su comercialización internacional –o quizá, en parte a causa de las dos-, el cacao sufre amenazas que la mantienen en declive y la conducen a su posible extinción.

Entre los peligros más visibles en México está la pérdida de las hectáreas de siembra, que a su vez tiene sus propias causas, la mala administración del recurso natural y la falta de mejoras de todo tipo en el vegetal.

Con todo, todavía existe oportunidad de reverdecer las potencialidades que el cacao impulsaría en los ámbitos ecológico, financiero, social, cultural e inevitablemente, político.

El enfoque botánico

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Expertos del Centro Integral de Consultoría y Asesoría del Sureste (CICAS), que han documentado a fondo el fenómeno, insisten en la importancia de rescatar el campo tabasqueño.

Según sus datos, en la última década el área de cultivo del cacao en Tabasco disminuyó de 65 mil a 40 mil hectáreas, esto es, el 38.5 % del total.

Otras fuentes, como el oficial Servicio de Información y Estadística Agropecuaria y Pesquera (SIAP), registra cifras más alarmantes: Bajamos de 85 mil hectáreas en 1998 a 61 mil en 2009, año del último reporte.

Misma tendencia que registra la reserva forestal cacaotera en el país, concentrada en otros 5 estados, que en promedio descendió de 61 mil a 35 mil hectáreas durante esos años.

Además, sus estudios independientes señalan que mucha de la superficie estimada en realidad ya se emplea para otros cultivos, e incluso, para ganadería.

Los ingenieros agrónomos de CICAS, que han elaborado reportes periódicos de la situación, también indican que las plantaciones datan de los 70’s, envejeciendo y perdiendo variedad.

En consecuencia, el cacao que hoy día se cosecha es menos resistente a factores ambientales y enfermedades, menos abundante en grano y de menor calidad.

Y aquí es la ciencia la que aporta respuestas. CICAS desarrolla plantas de cacao de al menos 7 distintos tipos genéticos, algunos considerados de alto valor.

En un vivero de 15 mil metros cuadrados ubicado a las afueras de Comalcalco, cabecera del municipio del mismo nombre, pueden observarse las matas todavía en sus bolsas de plástico, con algunos injertos naturales.

“Buscamos aislar el gen 24, que pertenece al de la almendra blanca; la ventaja es que en 2 meses está listo para sus árboles y en sólo 2 años ya produce racimos”, explica el Ing. Martínez.

Agrega que esta especie genera más grano por mazorca, más mazorcas por árbol y que por sus características se encuentra mejor valuada en el mercado internacional.

Otras variedades reducen el contenido de tanino, una sustancia que, en cantidades mínimas, ayuda a que la calidad del chocolate producido sea óptima y, por ende, más apreciada.

El método de siembra también experimenta adecuaciones: En vez de tierra vegetal, los agrimensores emplean un sustrato con germinasa llamada Peat Moss.

La tierra común tiene la desventaja de ser pesada en su trasplantación, poco porosa para absorber el agua y propicia para líquenes que dificultan el crecimiento del cacao.

Por su parte, la composta de Peat Moss es orgánica, 6 veces menos densa y nutre en un alto porcentaje mineral a la planta, además de ser fácil de trasladar.

Su único defecto es el costo, ya que se importa desde Canadá. Mientras les proveen el kilo de tierra vegetal en 30 centavos de peso, el Peat Moss cuesta 3 pesos por kilo y medio.

Con todo, CICAS estudia la posibilidad –realizando ya experimentos- de crear su propio sustrato a partir del humus (suelo) de los Pantanos de Centla.

Un millón de plantas listas para sembrarse esperan socios inversionistas para repoblar una generación de cultivos de 40 años de edad en 2 millones de hectáreas cacaoteras de Tabasco.

El enfoque económico

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Cuál es la situación actual del cacao en Tabasco? Reducción de sus bosques, abandono masivo y generacional del campo y desaprovechamiento comercial del producto.

Lo cual ha llevado a que desde 2002 la producción decline año con año, deslizándose de 33 mil 791 a 19 mil 438 toneladas, equivalente al 57.7 %, poco más de la mitad, sólo 7 años más tarde.

Incluso con estos factores, nuestro estado se mantiene como el productor líder de cacao en México, con el 70 % de la cosecha total anual, que alcanza las 27 mil 549 toneladas.

Ello no significa seamos exportadores del fruto. De hecho, no sólo somos grandes consumidores internos (2.5 % del total mundial) sino que ocupamos el lugar 14 como productores y 12 como exportadores, en todo el orbe.

Y sigue siendo una ventaja que el precio internacional del cacao continúe por encima de los 3 mil dólares por tonelada, ya que es la clave de sus elevados réditos.

Así, el costo de producir una tonelada oscila entre los 3 mil y los 5 mil pesos, dependiendo de las condiciones del cultivo, mientras se cotiza en cerca de 50 mil pesos.

Si cada tonelada pizcada en 2009 se vendiera, íntegra, al extranjero, Tabasco recibiría 971 millones 900 mil pesos, alrededor de 80 millones de dólares.

La mala noticia ni siquiera es que semejante riqueza no se alcanza ni se recibe ni se distribuye a la cadena productiva tabasqueña: Sino que podría ser mucho mayor.

Proyecciones de especialistas en agronomía, botánica e ingeniería ambiental del Colegio de Ingenieros Agrónomos de Tabasco calculan utilidades de hasta 5 mil millones de pesos.

Respecto a las trabas para lograrlas, señalan que la principal es la Unión Nacional de Productores de Cacao (UNPC), encabezado por José Life Pons Yánez.

La organización aglutina a los 31 mil productores tabasqueños, acapara gran parte de la producción cacaotera, fija la tarifa a pagar por kilo y especula con el precio final de consumo.

Aunque su esquema de cooperativa funcionó en las décadas de 1970, 1980 y 1990, su sistema centralizado y burocrático ha propiciado la expansión del coyotaje.

“Siempre dicen que no hay liquidez para pagar por los costales”, relata Álvaro Pérez, productor de cacao de Comalcalco, “entonces buscamos quien lo pague pronto y en efectivo”.

Otra cuestión, afirma, es que esta corporación nunca paga más del precio fijado, usualmente a inicios del ciclo agrícola. Si un coyote aumenta el precio por el kilo, mantiene el acopio.

Hoy, según cifras de varios integrantes de la UNPC, como Guillermo de la Fuente, estos intermediarios acaparan el 80 % de la cosecha en Tabasco. El resto lo coloca la Unión.

De igual forma, este comercio ilegal origina sobreprecios en el mercado interno, eleva costos en la industria chocolatera y, lo más relevante, limita las exportaciones, rubro de mayor ganancia.

Tampoco la UNPC cumplió con su objetivo de completar la industrialización chocolatera, y a la fecha su presencia en el mercado bajo la marca INCATABSA (Industria Cacaotera de Tabasco, S.A. de C.V.) se limita a menos del 10 % del total nacional.

Finalmente, el que debería ser el mayor proveedor de insumos de cacao o de chocolate en México, al poseer en teoría el monopolio del fruto, tiene vacías sus casas recolectoras y sus fábricas.

El enfoque social

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pese a su relativamente alta rentabilidad, el campo tabasqueño arrastra las mismas carencias que el entorno rural en México desde hace décadas.

Los jóvenes no vislumbran oportunidades de progreso económico y social, además de las carencias de infraestructuras, bienes y servicios que persisten en sus comunidades.

Quienes viven en áreas cacaoteras, comentan que el trabajo de jornaleros resulta arduo y lento, y que no repercute en su nivel de vida, tanto en ingreso como en condiciones.

No es una cuestión de tenencia de tierras. Aun si el negocio es familiar, la mayoría de los hombres y las mujeres prefiere migrar por mejores opciones de estudio y empleo.

Además, hábitos y costumbres influyen en el descenso de la producción: La herencia de bosques cacaoteros, o sea, la división de áreas más grandes, y la disminución del volumen.

El fenómeno consiste en que, por ejemplo, un productor con 5 hectáreas reparte tierras a 3 de sus hijos, cada uno obtendría 1.5 hectáreas. En teoría, se produciría igual cantidad.

Sin embargo, ante el duro panorama de dedicarse a la labranza, por factores económicos, muchos optan por deshacerse de sus parcelas.

O bien, cambian de cultivo por uno de ciclo corto y rápida comercialización –como el maíz, el frijol y el azúcar- o pasan a la ganadería o le dan un uso productivo no agrícola.

También se genera producción en pequeña escala, dado que el promedio de terreno por productor oscila precisamente entre 1.33 y 4.5 hectáreas, según el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales y Agropecuarias (INIFAP).

Como sea, la población que se dedica al cacao, estimada por el Colegio de Post-Graduados de Tabasco, disminuyó de 198 mil a 139 mil personas desde 2000.

Por si faltara algo, el Consejo Nacional de Población refiere que en los próximos 20 años la población rural descenderá dramáticamente en un 50 %. Además, sigue el INIFAP, la edad promedio del cacaocultor se ubica en 54 años.

Es decir, dentro de únicamente 5 años, los productores de cacao estarán muy ancianos para dedicarse a la dura labor agrícola o muertos; y en 15 más, puede que ni siquiera haya quien prosiga con el cultivo.

La única alternativa posible para frenar en parte el éxodo masivo de potencial mano de obra cacaotera, es eliminar las dificultades y extraer así toda la rentabilidad posible a su producción.

Publicado originalmente en el sitio web de
Juchimantes de Plata, A.C., en marzo de 2011.

A pesar del tiempo y del sexenio que apostó por la agroindustria (Se trajo a Nestlé, por ejemplo), 2 investigaciones, con una década de diferencia, demuestran que las tendencias aquí expuestas no cambiaron en nada:

*Factores que afectan la producción de cacao. Colegio de Postgraduados en Ciencias Agrícolas. 2001.

*La producción de cacao en México. Facultad de Contaduría y Administración de la UNAM. 2012.

*Escritor y periodista mexicano (Villahermosa, 1982).
Ganador del Primer Concurso Nacional de Ficción Playboy 2008.
Nominado al Premio Nacional de Periodismo Cultural Fernando Benítez 2010.
Reconocido por la UJAT en 2002 (Premio Universitario de Ensayo sobre Benito Juárez) y en 2010 (Premio de Cuento de la Feria Universitaria del Libro).
Ha publicado su trabajo literario y periodístico en diversos diarios y revistas locales y nacionales y actualmente, en su blog
se puede hallar el despliegue de su obra.

4 comentarios en “El cacao: Un dossier

  1. Querido Alejandro: Te felicito por abordar un tema tan importante e histórico en la cultura tabasqueña. Yo provengo de familia cacaotera de Comalcalco; lamentablemente he visto como poco a poco recurso cacaotero dejó de ser el desarrollo económico de la entidad. Creo que con trabajo como el tuyo difundes no solo el rescate de un producto, sino también la oportunidad de un nuevo renacer en una economía tan lastimada como la nuestra. Reitero mis felicitaciones a tu trabajo de investigación y escritura periodística.

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .