Por culpa de los hackers

En verdad quería publicar algo relacionado con la fundación de Villahermosa, celebrando también mi post 65, éste. Pero se birlaron material literario mío que no deseaba publicar… Así que antes de cualquier provecho comercial -y consciente de que el volumen es mucho mayor de lo que presentaré aquí-, los siguientes textos, muy a mi pesar, dejarán de ser inéditos:

Una quietud ruidosa,
fragorosa,
la tuya a horcajadas sobre mí,
jugando al timbiriche con mi somnolencia,
sonriendo,
mimando a mi silencio…
Ojos a media luna,
la ventolera de tus dedos,
tu hálito hierático,
el sabor a mango de tu sorpresa
y tus cejas
confesándolo todo con un ronroneo.
Leo cada palabra,
muda y completa,
letra por letra,
de tu mirada;
escucho cada frase,
cada música imaginada,
en el ritmo de tu espalda
arada y frágil.

Seguir leyendo “Por culpa de los hackers”